[...] que te quiero verde | Agricultura ecológica para todos

sin miedo

Ya tenemos tomate, por fin está madurando poco a poco. Y también piparras (guindillas) por primera vez desde que comenzamos con nuestro proyecto de cultivo ecológico. Este año no se nos va a olvidar fácilmente. El año del Covid, el año del miedo. Pensé que ya había visto todo sobre el[…]

el horror, el horror…

En el Corazón de las Tinieblas, Joseph Conrad describe la alucinante y brutal remontada del río Congo a finales del siglo XIX. Yo lo leí relativamente mayor (gracias Sandra por tantas cosas que me distes y también por este libro), y fue entonces cuando Apocalipsis Now, la película, tuvo para[…]

Quién dijo miedo

Contaba un profesor mío de matemáticas en COU (qué antiguo) una anécdota que viene al pelo en los tiempos que corren. Cuando llegaba a clase y nos encontraba con la cara de horror y diarrea que se te pone en vísperas de la selectividad, siempre nos decía lo mismo: “hay[…]

Hay que vivirlo

Tampoco todos los días se ve uno siendo protagonista de acontecimientos históricos. Protagonista, lo que se dice protagonista, tampoco. A estas alturas ya sabemos, la mayoría, que lo que nos toca es formar parte de esa masa anónima a la que Unamuno llamó la “intrahistoria”. Es decir, la tropa de[…]

El tiempo

El tiempo solo tiene sentido si es relativo. Muy relativo tiene que ser, para que un tipo, al olor de una magdalena, se ponga y sea capaz de escribir siete tomos buscando su tiempo perdido.  Ya hace seis años que comenzamos con nuestro proyecto “…que te quiero verde”.  Casi como los libros[…]

Fin de temporada 2018

Nuestros tomates se acaban por este año. Las noches son frías, los días cortos y la maduración de los tomates muy lenta. La campaña tomatera que entre todos hemos llevado a cabo, con vuestra confianza y apoyo, ha llegado a su fin. Ahora toca limpiar los invernaderos y dejar descansar[…]

ya están aquí

Por fin. Ya están aquí nuestros Tomates Rosas de la Montaña de Fantova. Un año duro, lleno de nieves, tormentas, el montaje de los nuevos invernaderos… y, como siempre, trabajo y más trabajo. Cada año que pasa nos sentimos más resistentes, más montaraces y más lejos de la corrección, de la ortodoxia. Cuando[…]